¿Qué son los aditivos?

Los aditivos son sustancias que se añaden a los alimentos, bebidas u otros productos para potenciar determinadas características o mejorar su rendimiento. Estos pueden ser naturales o sintéticos y se utilizan con diversos fines como conservar los alimentos, mejorar la textura, potenciar el sabor y aumentar la vida útil de los productos. Algunos ejemplos comunes de aditivos son los conservantes, los aromatizantes, los edulcorantes y los colorantes.

Los aditivos de una manzana

¿Son malos los aditivos?

En general, no existe ningún problema con los aditivos cuando se utilizan con moderación. Sin embargo, algunos aditivos pueden tener efectos negativos para la salud si se consumen en grandes cantidades, como es el caso de los edulcorantes. El resto de aditivos, aquellos que se emplean para alargar la vida del alimento o para mejorar su apariencia, no conllevan ningún riesgo para tu salud y bienestar. De todas formas, siempre es una buena idea comprobar la lista de ingredientes de los productos que compras y evitar cualquier aditivo del que no estés seguro o que se haya asociado a posibles riesgos para la salud. Además, es importante seguir una dieta equilibrada y evitar consumir demasiados aditivos de un mismo tipo.


¿Cuáles son los aditivos más comunes?

Aditivos

Existen muchísimos tipos diferentes de aditivos que se utilizan en los alimentos y otros productos. Los más comunes varían en función del producto específico y su uso previsto. Algunos de los más habituales son:

  • Conservantes, que se añaden a los alimentos para evitar su deterioro y prolongar su vida útil. Los conservantes más comunes son el benzoato sódico, el nitrato sódico y el sorbato potásico.
  • Aromatizantes, que se añaden a los alimentos para mejorar su sabor o darles el gusto deseado. Entre los más comunes están la vainilla, la canela y la menta.
  • Edulcorantes, que se añaden a los alimentos y bebidas para mejorar su dulzor. Los edulcorantes más comunes son el azúcar, el jarabe de maíz rico en fructosa y los edulcorantes artificiales como el aspartamo y la sucralosa.
  • Colorantes, que se añaden a los alimentos y otros productos para darles el color deseado. Entre los colorantes más comunes se encuentran los colorantes alimentarios como el rojo 40 y el amarillo 5, así como colorantes naturales como la cúrcuma y el pimentón.
  • Emulgentes, que se añaden a los alimentos para mejorar su textura y facilitar la mezcla de los ingredientes. Entre los emulgentes más comunes están la lecitina y los mono- y diglicéridos.


Como decimos, por lo general, estos ingredientes no conllevan ningún riesgo para la salud. Solemos asociar los ingredientes añadidos o sintéticos a la parte más perjudicial de la alimentación, pero en este caso estas sustancias están de nuestro lado: simplemente se emplean para alargar su vida o hacerlos más apetecibles.


Deja un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.


You may also like

Ver todo
Example blog post
Example blog post
Example blog post
Low sugar Low sugar
Low carb Low carb
Keto Friendly Keto friendly
Clean label Clean label
GMO free Gmo free
High proteinno High protein
Low sugar Low sugar
Low carb Low carb
Keto Friendly Keto friendly
Clean label Clean label
GMO free Gmo free
High proteinno High protein
Low sugar Low sugar
Low carb Low carb
Keto Friendly Keto friendly
Clean label Clean label
GMO free Gmo free
High proteinno High protein